Nuestro Origen

    El Seminario Diocesano de Tijuana, que en sus orígenes llevó por nombre Seminario Misional de la Paz, surge como fruto de un proceso de maduración cristiana, tras una labor titánica de evangelización realizada por misioneros como Kino y Salvatierra en estas tierras inhóspitas y hostiles para quienes la quisieron conquistar por la fuerza de las armas, pero dadivosas en su acogida al Evangelio.

 

        Después de la intensa labor misionera y pastoral de los Jesuitas, Franciscanos y Dominicos, se consolida la conquista evangélica en la península con los Misioneros del Espíritu Santo, siendo en esta etapa cuando en 1940 Mons. Felipe Torres Hurtado funda el Seminario Misional de Nuestra Señora de la Paz en la ciudad de Ensenada, el 8 de diciembre de 1940.